Domingo 19 de Noviembre de 2017
Blog
La generación de compromiso: una necesidad empresarial

Por: Rubén Reyes Avendaño

 

¿Cuál puede ser la mejor manera de lograr que un trabajador no solo cumpla con su parte, sino que además le genere valor a la organización?

 

Esta es una pregunta la cual, sin duda, nos hemos hecho en algún momento y que es tema de largas discusiones por parte de psicólogos y consultores. Sin embargo, he notado en el transcurso de mi trabajo como psicólogo, coach y emprendedor que las personas, aún las más perezosas, despliegan una increíble capacidad de acción cuando se enfrentan a una tarea cualquiera que consideran importante para ellos y las cuales la mayoría de las veces no son siquiera remuneradas.

 

Tomemos por ejemplo a la secretaria que siendo madre cabeza de hogar y a pesar de su cansancio físico, llega a su casa y recibe a sus hijos con cariño, revisa las tareas, se encarga de que coman y los acuesta. Claro, a veces puede estar de mal genio, pero encuentra fuerzas para culminar con su día. En general, podemos decir que esta persona se siente más satisfecha cuando el hijo le trae una buena calificación del colegio que cuando recibe el salario en la empresa.

 

Ver esto me llevó a preguntarme ¿qué hace que esa nota (en la cual ella tuvo mucho que ver con seguridad) sea más significativa para ella que el salario?, la respuesta es muy sencilla: para ella significa el fruto de su labor de mamá y eso es más significativo que el cheque que recibe todos los meses. Este significado de la labor, lo llamamos también sentido. Es decir, su papel de mamá tiene sentido en su vida, mientras que su papel de secretaria es apenas la forma con la cual lleva a la casa lo que se necesita.

 

 ¿Qué pasaría si nuestros trabajadores encontraran sentido en lo que hacen? ¿Si su trabajo fuese muy significativo en sus vidas? Es bastante obvia pero elusiva la respuesta: tendríamos gente con la motivación necesaria para ayudarnos a llevar nuestras empresas al más alto nivel.

 

El sentido del trabajo de las personas tiene dos aspectos: primero, un sentido directo del trabajo derivado directamente del resultado de mis acciones (por ejemplo, el médico que salva vidas o el maestro que educa) y segundo, un sentido indirecto del trabajo, es decir, un valor o meta que me lleva a luchar a pesar de las dificultades, un para qué de esa labor que se realiza independientemente del resultado directo (por ejemplo el papel de mamá de la secretaria de nuestro ejemplo).

 

El desarrollar espacios laborales que permitan el hallazgo de sentido y el crecimiento personal de los trabajadores, es una obligación de todo empresario que pretenda tener trabajadores verdaderamente comprometidos y dispuestos a caminar la distancia extra que hay entre el quehacer diario y el logro de los objetivos organizacionales.

Puedoser Consulting
Redes sociales

Todos los Derechos Reservados por Puedoser Consulting. © 2008-2028

Calle 73 # 9 - 42  of 503
Bogotá, Colombia
PBX. (571) 3 17 1749

TEL.  (571) 3 13 1814